Nuestra Clínica

El centro cuenta con una superficie de 90 metros cuadrados, dividida en cuatro salas de trabajo independientes que se distribuyen en torno a un área central que funciona como el corazón de la clínica, permitiendo la interconexión del personal y de los pacientes.

Todos los espacios se han estructurado potenciando al máximo la amplitud y luz exterior.

Nuestros Pacientes

El perfil del paciente del Centro Clínico Sant Telm es, en un alto porcentaje, de la zona de influencia por proximidad a la clínica, aunque luego hay otra parte también importante de aquellos que llegan recomendados por éstos a través del clásico canal “boca-oreja” .

El centro valora muy positivamente a sus pacientes porque ve en ellos una agradable respuesta al trato, a las facilidades y a la atención recibida en todo momento. Sabe que el paciente se siente cómodo y eso dice mucho a favor del centro.
Suele ser, por todo ello, un paciente fiel, que tiene depositada en el Centro toda la confianza acerca del cuidado de su salud. Una fidelidad mantenida a través del tiempo, ya que algunos de los pacientes lo son desde antes de la apertura.